Prev

SEGURIDAD BÁSICA DE CUERDAS

Los niños y los cordones no hacen una buena combinación. Cuando los cordones son accesibles a los niños pequeños, estos productos, aparentemente inofensivos, pueden transformarse en riesgos. El Window Covering Safety Council (Comité de Seguridad de Persianas), y las normas nacionales instan al control de todas las áreas del hogar en la búsqueda de posibles peligros causados por cuerdas, cordones o cadenas de cortinas y persianas. Sigue atentamente las instrucciones de instalación y uso de los dispositivos de seguridad de cordones que encontrarás en el interior de los productos Reggia.

 

Aleja todas las cunas, camas, muebles y juguetes de ventanas. Es preferible que los coloques cerca de paredes sin ventanas.

 

Mantén todas las cuerdas fuera del alcance de los niños. Asegúrate de que los cordones sin fin estén permanentemente anclados al piso o a la pared y que los topes estén correctamente instalados y ajustados para limitar el movimiento de las cuerdas.

 

CÓMO COLOCAR EL SUJETADOR DE CADENA

Instala el sujetador de cadena a la pared y reduce riesgos con bebés y niños pequeños. Ubica el dispositivo justo al final de la cadena donde se forma la "U". Inserta la cadena en el espacio interior que forma el dispositivo en forma de "P" y marca con un lápiz la posición ideal (Ver gráfica 1). Para operar la cortina no es necesario sacar la cadena del dispositivo, simplemente evita que la cadena quede muy tensionada, pues esto provocará un mal funcionamiento de la cortina. Posteriormente taladra un orificio de ¼" de diámetro e inserta un taquete y un tornillo (Ver gráfica 2).

NOTA: Revisa con regularidad el sujetador de cadena para verificar que no se afloje o suelte. Con el tiempo el dispositivo se puede desajustar.

Next